lunes, 19 de agosto de 2013

Prueba del tobillo: Minas de Galdames y Ganeran

Ayer por la mañana quise hacer una prueba del tobillo, alguna salida sencilla, así que Maivi y yo fuimos a dar una vuelta por las minas de Galdames y el Ganeran. Fue bastante bien pues el tobillo no se bloqueó y, aunque con alguna ligera molestia, pude hacer la vuelta.
Pero escribo esta entrada por otra cosa. Justo cuando íbamos a empezar el último repecho del Ganeran apareció en el collado anterior un coche y tras unos segundos, ¡comienza a subir a la cima!
En la foto desde el collado apenas se aprecia pero está en el buzón.
Cuando nosotros estábamos a media subida ya volvía para abajo.
¡Y encima nos saluda...!

No me importaría que hoy haya tenido que cambiar la junta de la culata del motor y arreglar la protección del cárter. ¡Hay que ser cafre!





martes, 6 de agosto de 2013

ARTROSIS (¿TRAUMÁTICA?) DE TOBILLO

A primera hora nueva consulta con el traumatólogo, esta vez otro distinto. Diagnóstico: Artrosis de tobillo. Posibles causas:
a) Mala curación del esguince, lo que hace que el cartílago entre el astrágalo y la tibia no trabaje en su posición correcta.
b) Desgaste del mismo cartílago por incorrecta posición de la cala durante todos los años (media vida) que he andado en bici, hasta que la dejé por el monte.
Se han admiten ideas, sugerencias, proposiciones, remedios caseros...

viernes, 28 de junio de 2013

PARENTESIS

Debo una explicación a los que seguís este blog debido al tiempo que lleva sin actualizarse.
El pasado 24 de enero, en una caída tonta, me rompí la cabeza del húmero derecho en tres trozos. No fue en el monte, ni siquiera en la calle; en casa, una caída absurda al enrredarme un pie con los cables del ordenador que estaban por debajo de este. ¡Mirad debajo de la mesa, parecen inofensivos pero son unos traidores! ¡Te sujetan el pie y cuando te levantas caes como en los dibujos animados! Total, tres meses de baja, rehabilitación incluida, y movilidad final bastante reducida en el brazo derecho.
Pero es que la cosa no acaba ahí. En el periodo de convalecencia, debido a la reducida movilidad del brazo, bajando las escaleras de casa me hice un esguince en el pie derecho. De esto ya hace mas de tres meses. Traumatólogo..., placas..., fisioterapeuta particular..., pero se me sigue "atascando" el tobillo, se me bloquea, y sigo sin poder ir al monte; no me atrevo pues aun andando en plano me falla. De ánimo lo llevo como puedo.
Así que ya sabéis, tengo más ganas que vosotros de que este blog se actualice pero será cuando este tobillo me deje.